Lecturas

Entradas para noviembre 2014

30
Preparar la llegada de Cristo al mundo necesita de un tiempo necesario para predisponer nuestro interior a semejante misterio. El adviento viene revestido de esperanza, además de una cierta actitud de tensión espiritual: el color morado con el que el sacerdote se reviste en la celebración de la Eucaristía, es signo de penitencia, austeridad y discreción… Son los mismos instrumentos que utilizó Dios para hacerse carne. Lo que denominamos el anonadamiento divino, no es otra cosa sino la contemplación del misterio de Dios, que deja de ser ta... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
30
PRIMERA LECTURA ¡Ojalá rasgases el cielo y bajases! Lectura del libro de Isaías 63, 16b-17. 19b; 64, 2b-7 Tú, Señor, eres nuestro padre, tu nombre de siempre es «Nuestro redentor». Señor, ¿por qué nos extravías de tus caminos y endureces nuestro corazón para que no te tema? Vuélvete, por amor a tus siervos y a las tribus de tu heredad. ¡Ojalá rasgases el cielo y bajases, derritiendo los montes con tu presencia! Bajaste. y los montes se derritieron con tu presencia, jamás o&iac... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
29
Aquel día, al atardecer, los apóstoles, una vez más, se dispusieron a atravesar el lago para llegar a la otra orilla. Nadie sospechaba que una espectacular tormenta iba a sorprenderles lejos de la orilla y bien entrados en alta mar. A pesar de la agitación, de las voces de los marineros, de los tumbos que daba la barca entre las olas encrespadas, del afán por mantenerse a flote, de los trabajos por achicar el agua de la barca, el Señor lograba dormir, allá, en la popa del barco, recostado serenamente sobre una especie de almohadón. El ... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
29
PRIMERA LECTURA Ya no habrá más noche, porque el Señor irradiará luz sobre ellos Lectura del libro del Apocalipsis 22, 1-7 El ángel del Señor me mostró a mí, Juan, el río de agua viva, luciente como el cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. A mitad de la calle de la ciudad, a ambos lados del río, crecía un árbol de la vida; da doce cosechas, una cada mes del año, y las hojas del árbol sirven de medicina a las naciones. Allí no habrá ya nada maldito. En la ciu... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
28
El Evangelio está cuajado de día a día: el día a día de María, el de José, el de los apóstoles, el de las multitudes que le seguían, el de los fariseos, y, sobre todo, el día a día del mismo Señor que para muchos de su época y entorno pasó asombrosamente inadvertido. El sucederse de los días era para el Señor un sucederse ininterrumpido de fidelidades a la voluntad de su Padre. Y así, cumpliendo aquello que sólo el Padre conocía, iba El realizando la obra de la r... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
28
PRIMERA LECTURA Los muertos fueron juzgados según sus obras. Vi la nueva Jerusalén, que descendía del cielo Lectura del libro del Apocalipsis 20, 1-4. 11-21, 2 Yo, Juan, vi un ángel que bajaba del cielo llevando la llave del abismo y una cadena grande en la mano. Agarró al dragón, que es la serpiente primordial, el diablo o Satanás, y lo encadenó para mil años; lo arrojó al abismo, echó la llave y puso un sello encima, para que no pueda extraviar a las naciones antes que se cumplan los mil años. Despu&eacu... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
27
Aquella mujer samaritana, como otros días, cogió su cántaro para ir a buscar agua al pozo de Siquem. Escogió, como otras veces, el momento del día en que, con toda seguridad, no se encontraría con las vecinas. Evitaba así toparse con la mirada acusadora de quienes comentaban de boca en boca su desordenada vida, llena de escándalo y de pecado. Era el momento del día en que apretaba más el calor, pero se agarraba fuertemente a aquel cántaro con el que todos los días saciaba un poco la sed de sus mediodías.... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
27
PRIMERA LECTURA ¡Cayó la gran Babilonia! Lectura del libro del Apocalipsis 18, 1-2. 21-23; 19, 1-3. 9a Yo, Juan, vi un ángel que bajaba del cielo; venia con gran autoridad y su resplandor iluminó la tierra. Gritó a pleno pulmón: -« ¡Cayó, cayó la gran Babilonia! Se ha convertido en morada de demonios, en guarida de todo espíritu impuro, en guarida de todo pájaro inmundo y repugnante.» Un ángel vigoroso levantó una piedra grande como una rueda de molino y la tiró al mar, dic... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
26
Hay que ponerse en la situación de aquella mujer sorprendida en adulterio para captar algo de lo que supuso para ella sentirse perdonada de aquella manera. Los fariseos la condujeron ante Jesús, entre empujones, bromas y sarcasmos, y la dejaron allí en medio, postrada en la arena y hundida por la vergüenza y la humillación. En realidad, estaban utilizando su pecado para alardear de esa autoridad postiza que todos les reconocían y esconder detrás de ella un pecado aún mayor. Y el Señor, una vez más, calla. Era el único q... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
26
PRIMERA LECTURA Cantaban el cántico de Moisés y el cántico del Cordero Lectura del libro del Apocalipsis 15, 1-4 Yo, Juan, vi en el cielo otra señal, magnífica y sorprendente: siete ángeles que llevaban siete plagas, las últimas, pues con ellas se puso fin al furor de Dios. Vi una especie de mar de vidrio veteado de fuego; en la orilla estaban de pie los que habían vencido a la fiera, a su imagen y al número que es cifra de su nombre; tenían en la mano las arpas que Dios les había dado. Cantaban el cánt... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
Página 1 de 6Primero   Anterior   [1]  2  3  4  5  6  Siguiente   Último