Lecturas

Entradas para marzo 2014

31
No seas tacaño y medidor con el Señor. Tu tiempo no es tuyo sino de Dios, pues Él te lo da. El que necesitas para tu santificación, ni más ni menos. Dáselo tu a Él sin regateos, pues es su verdadero Dueño. No recortes minutos a tu oración diaria; no tengas prisa en la acción de gracias de la Eucaristía; no reces el rosario apresuradamente, como quien quiere acabar cuanto antes un deber pesado y aburrido; tómate el tiempo necesario para hacer bien tu examen de conciencia diario; saborea pausadamente todas tus or... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
31
PRIMERA LECTURA Ya no se oirán gemidos ni llantos Lectura del libro de Isaías 65, 17-21 Así dice el Señor: «Mirad: yo voy a crear un cielo nuevo y una tierra nueva: de lo pasado no habrá recuerdo ni vendrá pensamiento, sino que habrá gozo y alegría perpetua por lo que voy a crear. Mirad: voy a transformar a Jerusalén en alegría, y a su pueblo en gozo; me alegraré de Jerusalén y me gozaré de mi pueblo, y ya no se oirán en ella gemidos ni llantos; ya no habrá allí ni&n... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
30
El orden –o el desorden– dice mucho de ti y de Dios. El orden externo ayuda al orden interno. Ordena tu tiempo, tus cosas, tus actividades, tu trabajo, tus relaciones, y ordenarás también tus afectos, tu vida, tu relación con Dios, tu vida espiritual. No improvises, no salgas del paso, pero tampoco vivas con rigidez interior los imprevistos y circunstancias inesperadas. Comienza por cuidar el orden de las cosas materiales que utilizas a diario en casa o en el trabajo. Cuida también el orden en tu imagen personal: el vestir, el hablar, el comer…... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
30
PRIMERA LECTURA David es ungido rey de Israel Lectura del primer libro de Samuel 16, lb. 6-7. 10-13a En aquellos días, el Señor dijo a Samuel: -«Llena la cuerna de aceite y vete, por encargo mío, a Jesé, el de Belén, porque entre sus hijos me he elegido un rey.» Cuando llegó, vio a Eliab y pensó: -«Seguro, el Señor tiene delante a su ungido.» Pero el Señor le dijo: -«No te fijes en las apariencias ni en su buena estatura. Lo rechazo. Porque Dios no ve como los hombres, que ven la ap... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
29
Aparentemente  puede que tu vida no se distinga mucho de la de los demás. Y, sin embargo, aunque hagas lo mismo que ellos, no debes hacerlo de la misma forma. En cada acción, en cada palabra, en cada acontecimiento, en cada minuto de tu jornada, hay algo capaz de dar valor de infinito a todo y de transformar lo más ínfimo y despreciable a los ojos humanos en gloria a Dios. Si eres capaz de rectificar a menudo la intención de tus actos, de reconducirlo todo a su centro, que es el corazón de Dios, estás dando pasos de gigante en la tarea de t... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
29
PRIMERA LECTURA Quiero misericordia, y no sacrificios Lectura de la profecía de Oseas 6,1-6 Vamos a volver al Señor: él, que nos despedazó, nos sanará; él, que nos hirió, nos vendará. En dos días nos sanará; al tercero nos resucitará; y viviremos delante de él. Esforcémonos por conocer al Señor: su amanecer es como la aurora, y su sentencia surge como la luz. Bajará sobre nosotros como lluvia temprana, como lluvia tardía que empapa la tierra. -«¿Qu&eacut... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
28
Toda la riqueza interior que acumulas en tu tiempo de oración, en tus Eucaristías, en tu trato con Dios, se te puede evaporar con rapidez cuando no gobiernas y dominas tu lengua. Es difícil no hablar con ligereza y superficialidad, saber ponderar comentarios o evitar críticas apresuradas y valoraciones innecesarias cuando el corazón no está lleno de silencio interior. Si llevas dentro mucho ruido de afectos desordenados, de pensamientos vanidosos, de prisas y activismos, de dudas y tentaciones, de inquietudes, de excesivas preocupaciones, de rencores, ... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
28
PRIMERA LECTURA No volveremos a llamar Dios a la obra de nuestras manos Lectura de la profecía de Oseas 14, 2-10 Así dice el Señor: «Israel, conviértete al Señor Dios tuyo, porque tropezaste por tu pecado. Preparad vuestro discurso, volved al Señor y decidle: "Perdona del todo la iniquidad, recibe benévolo el sacrificio de nuestros labios. No nos salvará Asiria, no montaremos a caballo, no volveremos a llamar Dios a la obra de nuestras manos. En ti encuentra piedad el huérfano." Yo curaré sus ext... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
27
Aquella mujer samaritana, como otros días, cogió su cántaro para ir a buscar agua al pozo de Siquem. Escogió, como otras veces, el momento del día en que, con toda seguridad, no se encontraría con las vecinas. Evitaba así toparse con la mirada acusadora de quienes comentaban de boca en boca su desordenada vida, llena de escándalo y de pecado. Era el momento del día en que apretaba más el calor, pero se agarraba fuertemente a aquel cántaro con el que todos los días saciaba un poco la sed de sus mediodías.... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
27
PRIMERA LECTURA Aquí está la gente que no escuchó la voz del Señor, su Dios Lectura del libro de Jeremías 7, 23-28 Así dice el Señor: «Ésta fue la orden que di a vuestros padres: "Escuchad mi voz. Yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo; caminad por el camino que os mando, para que os vaya bien." Pero no escucharon ni prestaron oído, caminaban según sus ideas, según la maldad de su corazón obstinado, me daban la espalda y no la frente. Desde que salieron vuestros p... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
Página 1 de 7Primero   Anterior   [1]  2  3  4  5  6  7  Siguiente   Último