Lecturas

Entradas para septiembre 2012

30
En las almas que van adentrándose por caminos de intimidad con Dios, la gran tentación es el desánimo. Cuando nuestra falsa humildad nos hace ver que no estamos a la altura de las circunstancias, que no correspondemos a Dios como se merece, que somos incapaces de la santidad que Dios nos pide, que no servimos para entregarnos a Dios, el desánimo nace y se alimenta de nuestra falta de confianza y abandono en Dios. Si, en cambio, lo que nos desanima son los defectos que no logramos vencer, esas inclinaciones que no dominamos, esas reacciones incontroladas y primarias ... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
30
PRIMERA LECTURA ¿Estás celoso de mí? ¡Ojalá todo el pueblo fuera profeta! Lectura del libro de los Números 11,25-29 En aquellos días, el Señor bajó en la nube, habló con Moisés y, apartando algo del espíritu que poseía, se lo pasó a los setenta ancianos. Al posarse sobre ellos el espíritu, se pusieron a profetizar en. seguida. Habían quedado en el campamento dos del grupo, llamados Eldad y Medad. Aunque estaban en la lista, no habían acudido a la tienda. Pero el esp&iac... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
29
¡Cuántas veces nos hubiera gustado ser uno de esos personajes que tuvieron un encuentro personal con Jesús! Pues bien, es posible hacerlo. Leer el Evangelio no es sólo rememorar algunos hechos que ocurrieron hace siglos. Se trata de una invitación a entrar de lleno en el corazón de Cristo. Vivir el Evangelio es ser un personaje más, que se “cuela” entre aquellos que le dieron vítores a la entrada de Jerusalén; que se pasma ante la multiplicación de los panes y los peces; que da gracias a Dios siendo testigo de la... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
29
PRIMERA LECTURA Miles y miles le servían  Lectura de la profecía de Daniel 7, 9-10. 13-14 Durante la visión, vi que colocaban unos tronos, y un anciano se sentó; su vestido era blanco como nieve, su cabellera como lana limpísima; su trono, llamas de fuego; sus ruedas, llamaradas. Un río impetuoso de fuego brotaba delante de él. Miles y miles le servían, millones estaban a sus órdenes. Comenzó la sesión y se abrieron los libros. Mientras miraba, en la visión nocturna vi venir en las nubes del cielo ... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
28
Situarnos en el lugar que nos corresponde no resulta fácil. Hemos adquirido unos derechos y unas libertades que nos gustaría ejercer. Pero olvidamos los deberes y obligaciones que hemos de llevar a cabo con responsabilidad y dedicación. Cuando le pedimos a Dios que confirme la vocación que hemos comenzado con entusiasmo y entrega, olvidamos que nada tiene que ver con un estado de ánimo o unos afectos que nos predispongan a ellos. De hecho, ante la contrariedad externa (incomprensión, críticas, ataques, persecuciones, etc), o interna (enfermedad... [Leer el resto del artículo...]

28
PRIMERA LECTURA Todas las tareas bajo el sol tienen su sazón Lectura del libro del Eclesiastés 3, 1 -11 Todo tiene su tiempo y sazón, todas las tareas bajo el sol: tiempo de nacer, tiempo de morir; tiempo de plantar, tiempo de arrancar; tiempo de matar, tiempo de sanar; tiempo de derruir tiempo de construir; tiempo de llorar, tiempo de reír; tiempo de hacer duelo, tiempo de bailar; tiempo de arrojar piedras, tiempo de recoger piedras; tiempo de abrazar, tiempo de desprenderse; tiempo de buscar, tiempo de perder; tiempo de guardar, tiempo de desechar; ti... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
27
Cuando nos exigimos resultados por el esfuerzo realizado en nuestros deberes y obligaciones, podemos llevarnos la desagradable sorpresa de que, en muchas ocasiones, no están a la altura de nuestras expectativas. Hay un subconsciente que siempre nos domina, y es pensar que todo fruto obtenido se debe, sólo y exclusivamente, a nuestros méritos. Ese engaño, tarde o temprano, produce desánimo. El venirnos abajo porque la gente no responde a nuestros requerimientos, o porque, después de haber dedicado meses o años a una determinada tarea, se derrumb... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
27
PRIMERA LECTURA Nada hay nuevo bajo el sol Lectura del libro del Eclesiastés 1, 2-11 ¡Vanidad de vanidades, dice Qohelet; vanidad de vanidades, todo es vanidad! ¿Qué saca el hombre de todas las fatigas que lo fatigan bajo el sol? Una generación se va, otra generación viene, mientras la tierra siempre está quieta. Sale el sol, se pone el sol, jadea por llegar a su puesto y de allí vuelve a salir. Camina al sur, gira al norte, gira y gira y camina el viento. Todos los ríos caminan al mar, y el mar no se llena; lleg... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
26
Cuentan que un monje copto, allá en los primeros siglos del cristianismo, fue a ver a otro monje para preguntarle por una duda que le asaltaba en su interior: “¿Por qué hay muchos candidatos a ser eremitas? Ya se ve que empiezan muchos, y se quedan luego en muy pocos”. El monje interpelado, que ya era mayor y tenía toda la sabiduría aprendida del Señor, le puso un ejemplo. “Es como un perro que divisa una liebre y sale corriendo y ladrando tras ella, y al oírlo ladrar y correr se le unen otros perros, pero al cabo del tiempo lo... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
26
PRIMERA LECTURA No me des riqueza ni pobreza, concédeme mi ración de pan Lectura del libro de los Proverbios 30, 5-9 La palabra de Dios es acendrada, él es escudo para los que se refugian en él. No añadas nada a sus palabras, porque te replicará y quedarás por mentiroso. Dos cosas te he pedido; no me las niegues antes de morir: aleja de mi falsedad y mentira; no me des riqueza ni pobreza, concédeme mi ración de pan; no sea que me sacie y reniegue de ti, diciendo: «¿Quién es el Señor?&raq... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
Página 1 de 6Primero   Anterior   [1]  2  3  4  5  6  Siguiente   Último