Lecturas

14
Una tendencia erróneamente dualista de la antropología moderna quiere hacernos creer que somos distintos de nuestro cuerpo. Una cosa es el cuerpo (se dice), que no es sino mera materia biológica, y otra diferente es la persona, que con su cuerpo puede hacer lo que quiera. En un cuerpo materializado, que ha perdido su carácter personal, sólo cabe una concepción también materialista del alma, que queda así reducida a un mero conglomerado de mecanismos neurológicos del cerebro. Pero no entenderíamos nada del cristianismo, si tuviéramos que explicar el Evangelio o el misterio de Cristo partiend... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
14
PRIMERA LECTURA Poned por obra los mandatos Lectura del libro del Deuteronomio 4, 1. 5-9   Moisés habló al pueblo, diciendo:   - «Ahora, Israel, escucha los mandatos y decretos que yo os mando cumplir.   Así viviréis y entraréis a tomar posesión de la tierra que el Señor, Dios de vuestros padres, os va a dar.   Mirad, yo os enseño los mandatos y decretos que me mandó el Señor, mi Dios, para que los cumpláis en la tierra donde vais a entrar para tomar posesión de ella.   Ponedlos por obra, que ellos son vuestra sabiduría y vuestra inteligencia a los ojos de ... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
13
Cuenta Ireneo de Lión que en el edén del principio no existía el sueño. Aquel primer Adán, barro infante, no sabía ni podía dormir, porque había sido creado para contemplar continuamente el rostro de su Dios. Vivía en la perpetua vigilia del amor, en la alerta de la comunión con su Dios amado. De aquellas vigilias primeras quedó, ciertamente, en el hombre la necesidad de vigilar, de madrugar y de buscar la luz. Aquellas gentes, que se levantaban con prisa antes de las primeras luces del alba para llegar pronto junto al Señor, parecía que huyeran de la noche porque su oscuridad les alejaba d... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
13
PRIMERA LECTURA Acepta nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde Lectura de la profecia de Daniel 3, 25. 34-43   En aquellos días, Azarías se detuvo a orar y, abriendo los labios en medio del fuego, dijo:   «Por el honor de tu nombre, no nos desampares para siempre, no rompas tu alianza, no apartes de nosotros tu misericordia.   Por Abrahán, tu amigo; por Isaac, tu siervo; por Israel, tu consagrado; a quienes prometiste multiplicar su descendencia como las estrellas del cielo, como la arena de las playas marinas.   Pero ahora, Señor, somos el más pequeño... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
12
La temática del desierto en la Biblia tiene fuertes resonancias divinas. En el desierto celebró Israel su alianza con Dios, después del éxodo de Egipto, cerrando así una etapa importante de su historia nómada. Los profetas cantarán al desierto como imagen del primer amor y las primeras fidelidades de la amada Israel hacia su Dios Yahvé. En cambio, sus adulterios hacia Yahvé serán la causa de que Israel sea conducido al destierro, a ese desierto aún mucho más terrible que será la pagana Babilonia. Isaías profetizará, para este Israel desterrado de su Dios, un nuevo desierto engalanado de flores... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
12
PRIMERA LECTURA Muchos leprosos había en Israel, sin embargo, ninguno de ellos fue curado, más que Naamán, el sirio Lectura del segundo libro de los Reyes 5, 1-15a   En aquellos días, Naamán, general del ejército del rey sirio, era un hombre que gozaba de la estima y del favor de su señor, pues por su medio el Señor había dado la victoria a Siria.   Era un hombre muy valiente, pero estaba enfermo de lepra.   En una incursión, una banda de sirios llevó de Israel a una muchacha, que quedó como criada de la mujer de Naamán, y dijo a su señora:   - «Ojalá mi señor fue... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
11
¿Podemos imaginarnos a Cristo triste? Claro que no. Si hasta los niños deseaban estar junto a Él, es evidente que tendría un atractivo humano fuera de lo común. Su alegría sería sana, contagiosa e invitaría a tomar decisiones que llenarían los corazones de un entusiasmo más allá de cualquier consuelo humano. La alegría, cuando viene de Dios, busca darse con generosidad para que otros participen de ese mismo gozo. No se trata de la alegría fácil, de ese buscar una distracción que nos haga olvidar lo mal que lo pasamos. ¡No!, se trata de aceptar y abrazar todo tipo de adversidades con que nos... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
11
PRIMERA LECTURA La Ley se dio por medio de Moisés Lectura del libro del Éxodo 20, 1-17   En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras:   «Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la esclavitud.   No tendrás otros dioses frente a mí.   No te harás ídolos, figura alguna de lo que hay arriba en el cielo, abajo en la tierra o en el agua debajo de la tierra.   No te postrarás ante ellos, ni les darás culto; porque yo, el Señor, tu Dios, soy un dios celoso: castigo el pecado de los padres en los hijos, nietos y biznietos, cuando me abo... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
10
Cuando Pedro preguntó al Señor cuántas veces tenía que perdonar al prójimo, Jesús le contestó: ¡siempre! (eso es lo que significa “setenta veces siete”). Esa actitud cristiana, tan difícil de llevar a cabo cuando nos hacen una injusticia, es la única que puede hacernos fuertes en la perseverancia de la caridad. Muchas veces decimos que hemos perdonado, pero en ocasiones sigue quedando en nuestro interior ese “resquemor” de aquel que no olvida. Si hay una escuela del perdón por antonomasia no es otra que la de la Cruz. Desde ella, el Señor gritó a Dios Padre: “Perdónalos, porque no saben lo ... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Mater Dei
10
PRIMERA LECTURA Arrojará a lo hondo del mar todos nuestros delitos Lectura de la profecía de Miqueas 7, 14-15. 18-20   Señor, pastorea a tu pueblo con el cayado, a las ovejas de tu heredad, a las que habitan apartadas en la maleza, en medio del Carmelo.   Pastarán en Basán y Galaatl, como en tiempos antiguos; como cuando saliste de Egipto y te mostraba mis prodigios.   ¿Qué Dios como tú, que perdonas el pecado y absuelves la culpa al resto de tu heredad?   No mantendrá por siempre la ira, pues se complace en la misericordia.   Volverá a compadecerse y ext... [Leer el resto del artículo...]

Categoría: Evangelio
Página 516 de 530Primero   Anterior   511  512  513  514  515  [516]  517  518  519  520  Siguiente   Último